viernes, diciembre 30, 2005

PRESTOSU 2006 - FELIZ 2006


Dende'l Colleutivu "Tiburcio Fernández Álvarez" queremos deseyavos unas perbonas Fiestas y que’l prósimu Añu 2006 tráiganos a toos Salú, Paz, Felicidá y Autonomía.

Desde el Colectivo "Tiburcio Fernández Álvarez" queremos desearos unas Muy Felices Fiestas y que el próximo Año 2006 nos traiga a todos Salud, Paz, Felicidad y Autonomía.

miércoles, diciembre 28, 2005

La Concejala "Despistada" (1ª parte)


Bueno, pues resulta que la Concejala de Fiestas de la ciudad de León, Cristina Gómez, está "encantada de haberse conocido". Recientemente le oimos hablar en la radio de lo mucho que le gusta su trabajo y de lo bien que lo realiza (o no tiene abuela o sigue la máxima de "Alábate b.... ya que nadie te alaba").

Según sus declaraciones, la iluminación navideña de este año es maravillosa, llega a "tropecientas" calles más y, por si ésto fuera poco (hay quien dé más, oiga), hicieron un gran esfuerzo por ahorrar (con bombillas de bajo consumo).

La realidad es muy otra, como todos los leoneses pudimos comprobar. La iluminación navideña de este año costó alrededor de 60.000 euros más que otros años pero, curiosamente, en lugar del 2 de Diciembre como el año pasado, la ciudad empezó a iluminarse el 17 de Diciembre, aunque en muchas calles (céntricas) todavía se colocaban bombillas el dia 23 a primeras horas de la tarde y en otras una sola guirnalda constituye toda la decoración. Eso por no hablar de las ridículas iluminaciones de las Plazas de Guzmán y Santo Domingo o la inexistente de la Plaza de La Catedral, por nombrar los lugares más emblemáticos de la ciudad (¿qué no podremos decir de calles o plazas en los barrios y en las pedanías?).

Alguien podrá pensar que tener iluminada la ciudad más de un mes es excesivo y desde luego el Húsar Tiburcio comparte esa opinión pero empezar a iluminar la víspera de Noche Buena es también excesivo por escaso.

En cualquier caso, un pajarito nos dijo que la tardanza en alumbrar se debió a que Iberdrola no estaba dispuesta a fiar más (al parecer, desde que el actual equipo consiguió el gobierno municipal tras la moción de censura PP-Tránsfugas, se incumplieron los acuerdos de pago de la deuda y la Compañía eléctrica podría estar pensando en cortar la luz de la ciudad). No sabemos qué hay de cierto en todo ésto pero teniendo en cuenta los antecedentes no nos atrevemos a dudar de esta información. Para otros, la tardanza se debió, pura y simplemente a un olvido en la adjudicación...¡tiene tela la cosa!, además de la complicación administrativa, pues el "pastel" parece haberse repartido entre varios. Haciendo amigos, vaya...

Lo que sí nos parece oportuno y digno de aplauso es el pequeño homenaje (sería deseable que en el futuro se continuara y ampliara) que se hace al Ramo Leonés en un stand en la Plaza de las Palomas (justo frente al Ayuntamiento). Cuando algo está bien hecho no nos duelen prendas en reconocerlo. Nos cabe solo una duda ¿de quién fue la idea? Algunos tienen la rara habilidad de atribuirse méritos que no les corresponden. "Ave que vuela, a la cazuela".

Dentro de unos días seguiremos con la segunda parte dedicada al programa de Reyes pues recibimos unas informaciones que nos sorprendieron y alarmaron en orden a elección de personas, encargos de vestuario, recorridos, chantajes, etc. ¡Ay compañero, que se te ha visto el plumero...!

lunes, diciembre 26, 2005

Círculos Viciosos - Chicho Sánchez Ferlosio

Ante las respuestas "tan esclarecedoras" que dan nuestros políticos, sin distinción de partido político (ver nuestras Perlas "Cultivadas" y los Desayunos en La Crónica de León de Miguel Alejo, Javier García Prieto, Antonio Silván y Ángel Villalba) a las preguntas que muchos leoneses les hacen, desde el Colectivo Tiburcio Fernández Álvarez no podemos resistir la tentación de "colgar" esta canción de Chicho Sánchez Ferlosio, por si alguien no la conoce.

Así estamos los leoneses, en un círculo vicioso creado por los políticos (del PP o del PSOE) que solo se preocupan por sus sillones, siempre echan la culpa al contrario y dicen una cosa en voz baja y en León mientras dicen y hacen otra diferente en cuanto cruzan el Pisuerga.


Círculos Viciosos

- Quisiera hacer lo de ayer,
pero introduciendo un cambio.

- No metas cambios Hilario
que está el jefe por ahí

- ¿Por qué está de jefe?
- Porque va a caballo
- ¿Por qué va a caballo?
- Porque no se baja
- ¿Por qué no se baja?
- Porque vale mucho
- ¿Y cómo lo sabe?
- Porque está muy claro
- ¿Por qué esta tan claro?
- Porque está de jefe

Eso mismo fue
lo que yo le pregunté:
- ¿Por qué está de jefe?

-Yo quiero bailar un son
y no me deja Lucía
- Yo que tú no bailaría
porque está triste Ramón.
- ¿Por qué está tan triste?
- Porque está malito
- ¿Por qué está malito?
- Porque está muy flaco
- ¿Por qué está tan flaco?
- Porque tiene anemia
- ¿Por qué tiene anemia?
- Porque come poco
- ¿Por qué come poco?
- Porque está muy triste

- Eso mismo fue
lo que yo le pregunté
¿Por qué está tan triste?

- Quisiera formar sociedad
con el vecino de abajo
- Ese no tiene trabajo
no te fíes Sebastián
- ¿Por qué no trabaja?
- Porque no lo cogen
- ¿ Por qué no lo cogen?
- Porque está fichado
- ¿Porqué lo ficharon?
- Porque estuvo preso
- ¿Por qué lo metieron?
- Porque roba mucho
- ¿Por qué roba tanto?
- Porque no trabaja

- Eso mismo fue
lo que yo le pregunté
¿Por qué no trabaja?

- Quiero conocer a aquél,
hablarle y decirle hola
- ¿No le has visto la pistola?
Deja esa vaina, Javier
- ¿Por qué la pistola?
- Porque tiene miedo
- ¿Por qué tiene miedo?
- Porque no se fía
- ¿Por qué no se fía?
- Porque no se entera
- ¿Por qué no se entera?
- Porque no le hablan
- ¿Por qué no le hablan?
- Por llevar pistola

- Eso mismo fue
lo que yo le pregunté
¿Por qué la pistola?
¿Por qué no trabaja?
¿Por qué esta tan triste?
¿Por qué esta de jefe?

domingo, diciembre 25, 2005

Perlas "Cultivadas" (16ª entrega)

Antonio Silván, Consejero de Fomento de la Junta del "Este" y ¿León? y "hombre fuerte" del PP en León en los Desayunos de La Crónica - 09.11.2005

Agustín Fernández Rubio pregunta por qué se reconoce el gallego y se silencia el leonés. ¿Se respetan criterios históricos y culturales o se priman intereses políticos?

Respuesta de Silván: La realidad es que hoy en León hablamos correctamente el español y no estamos cerrados a nada, ahí está el apoyo al gallego. (?)

Como diría Chicho Sánchez Ferlosio en sus Círculos Viciosos: "¡Eso mismo fue, lo que yo le pregunté! ¿Por qué el gallego?" o como diría un castizo ¿De donde vienes? Manzanas traigo.

Desde luego, no se puede negar que este sonrisa floja habla español correctamente, pero lo que no me queda claro es que lo entienda... ¿sabe usted? A las pruebas me remito.

miércoles, diciembre 21, 2005

¡FELIZ NAVIDAD Y PRÓSPERO AÑO NUEVO!


Desde el Colectivo Tiburcio Fernández Álvarez, y con este Ramo Leonés, que esperamos luzca en todos los hogares, queremos desear a todos nuestros amigos y visitantes de esta página una ¡MUY FELIZ NAVIDAD Y PRÓSPERO AÑO NUEVO 2006!

Deseamos que el próximo año sea mejor que el que termina para nuestro País Leonés pero, en cualquier caso, seguiremos vigilantes y trataremos de denunciar todos los atropellos contra nuestra identidad, historia, lengua y cultura.

Esperamos no estar solos en esta batalla y contar, como hasta la fecha, con vuestra ayuda y apoyo. ¡Nuestros mejores deseos para todos!

domingo, diciembre 18, 2005

ZAPATERO Y SCHRÖDER EN LEÓN

- Clarines resuenan, madre,
por la zona del Hostal;
dime tú la razón, madre;
abril está por llegar,
con él la Semana Santa
y esa música ritual.
¿Será quizás una banda
que ha comenzado a ensayar?

- Es Zapatero, hija mía,
con el premier alemán;
acompañan diez ministros
y variado personal,
protocolo, policías
y la banda del Ferral.

- ¿Qué buscan en León, madre,
que aquí les podamos dar?;
o ¿qué pueden prometernos?,
no es época electoral

- Unos dicen que discuten
el desarrollo rural,
el maíz, la remolacha,
la cosa pinta fatal;
otros que si les preocupa
lo de la estabilidad;
un pacto que ya no apoya
ni siquiera Maragall;
mas hay otros que argumentan
que el problema es militar
de misiles o de aviones
y de tanques leopard;
un buen número que dicen
que les vamos a comprar.

- No comprendo muy bien, madre;
en qué los van a emplear;
¿no decimos “no a la guerra”
desde el conflicto de Irak?
Yo salí con la pancarta
a la Plaza Circular,
para hacer que se enterara
hasta el bigote de Aznar.

- Tienes razón, hija mía,
más qué nos puede importar,
aunque tantos devaneos
son duros de masticar;
y hablando de esta tarea,
informado se me ha
que hay preparado un cocido,
maragato, ¡no está mal!
y un poquitín de cordero,
que no es cosa de abusar,
pues les quedará el paseo
hasta nuestra catedral;
foto con niños, saludos
y unos vinitos, no más,
con sus tapas leonesas
para al teutón enganchar
a esta costumbre bien nuestra
de mojar el paladar
con los caldos de la tierra
y sin tener que pagar
la comida que acompaña;
otra fascinación más
que añadir a los valores
de esta ciudad singular.

- ¿Y dónde irán? ¿Al Infierno?
Dicen que la autoridad
acostumbra a visitarlo
con bastante asiduidad.

- No digas eso, hija mía,
algún otro encontrará,
pues no sería prudente
y podría provocar
reacciones de la curia
que vendrían a enconar
el debate del laicismo
que ya puesto en marcha está.
Al propio tiempo, no olvides,
por quién se hace acompañar:
el Ministro de Defensa
que es un hombre muy cabal
y en materia religiosa
entiende como el que más,
amigo de monseñores
y también de levantar
pasiones con sus discursos
y su porte bien marcial.

- Que ya se les siente, madre,
que a punto están de pasar
debajo de mi ventana
¡míralos, míralos ya!
sonriente Zapatero,
impasible el alemán;
bien juntitos los ministros
y los escoltas detrás.
¡Qué bonito, qué precioso!
Yo me lo quiero grabar
para tener un recuerdo
y a mis amigas chinchar.

- Ya se acabaron los fastos,
ya se marchó el alemán
y León que recupera
su apatía proverbial.
Se me ocurre una pregunta
para el poema acabar:
¿y la pancarta hasta cuándo
nos la vamos a guardar?

sábado, diciembre 17, 2005

Perlas "Cultivadas" (15ª entrega)

Antonio Silván, Consejero de Fomento de la Junta del "Este" y ¿León? y "hombre fuerte" del PP en León, en los Desayunos de La Crónica - 09.11.2005

Maria le pregunta ¿Por qué las carreteras de los municipios mineros tienen que hacerse con cargo al Plan del Carbón, cuando deberían financiarse con dinero público no extraordinario?

Respuesta de Silván: El tema de la adicionalidad o no de los fondos. A María, que no sé dónde vivirá, sea Bembibre o Fabero, poco le importa que la inversión venga de un lado u otro. Lo que le importa es que su carretera, colegio o centro de servicios se ejecute y se construya.

Por supuesto que a Maria, y a muchos leoneses más, nos importa de donde viene la inversión. Los Fondos Mineros no son para hacer carreteras sino para reindustrializar las zonas mineras y lo único que hace la Junta es financiar con dinero comunitario las inversiones que debería hacer con cargo a sus presupuestos.

Aunque Silván no se haya dado cuenta está hablando con ciudadanos que pagan sus impuestos y tienen derecho a exigir que su dinero se emplee debidamente y desde luego nos importa ¡y mucho! cómo lo hacen. Parece que este sujeto no se enteró de que este país dejo de ser "la finca del abuelo" hace 30 años y sigue empleando los mismos métodos. ¡Vamos que los hay con cara dura, más dura y como Silván!

jueves, diciembre 15, 2005

Perlas "Cultivadas" (14ª entrega)

Antonio Silván Consejero de Fomento de la Junta del Este ¿y León? y "hombre fuerte" del PP en León en los Desayunos de La Crónica - 09.11.2005:

Rodrigo Gago pregunta al consejero ¿leonés? su opinión sobre la Región Leonesa o el País Leonés y si cree que algún día podría ser realidad

Respuesta de Silván: "Creo que llevamos 23 años en nuestra Comunidad con dos referentes: la Constitución y nuestro estatuto de autonomía. Este marco de convivencia ha dado sus frutos en desarrollo, progreso e integración regional. Creo en ello, al margen de que cada provincia tenga sus peculiaridades. Conjugar, sumar e integrar son los principios y estos 23 años son una buena muestra de ello."

Pues "pa mí" que el Consejero habla "español de otra España" porque las explicaciones que mi diccionario da de las palabras "desarrollo", "progreso" e "integración regional" no se corresponden con la situación que constatamos diariamente que existe en nuestra Región Leonesa/País Leonés. O puede que simplemente no entienda nada de matemáticas... porque a mí no me salen las cuentas.

Como dice el Sr. Macario del mi pueblo "Oiga jovén ¿de qué dice Ud. que aconseja este "páxaru"? porque ¡mui enterau paiceme que nun tá!"

lunes, diciembre 12, 2005

Perlas "Cultivadas" (13ª entrega)

El PP exigirá que ningún español pueda ser perseguido por utilizar su lengua

El PP presentará una propuesta para que el Congreso de los Diputados inste al Gobierno a "garantizar que no se persiga a ningún ciudadano español por la lengua que utilice"


¿Pensarán también garantizar que los leoneses podamos utilizar nuestra lengua leonesa o seguirán diciendo que no la hablamos? Claro que seguro que lo dicen por nuestro bien, para que nadie nos persiga mientras su propuesta no se apruebe

Vamos que tendríamos que darles las gracias por lo que se preocupan por nosotros y por nuestra cultura. ¡Es que somos de un desagradecido......!

viernes, diciembre 09, 2005

Perlas "Cultivadas" (12ª entrega)

Danuta Hübner, comisaria europea de Política Regional.

«Castilla y León es víctima de su éxito y queda fuera del objetivo 1» «Hay que lograr alcanzar un acuerdo en el reparto de fondos»


Según la comisaria Canarias, Castilla y León y Comunidad Valenciana salen de una forma natural del antiguo Objetivo uno porque han usado los fondos estructurales de una forma muy eficaz (?) y hace estas declaraciones tras visitar Pucela y cuanto el Ente quiso mostrarle.

¿Cuantos pueblos y ciudades, cuantas industrias y polígonos industriales de la Región Leonesa visitó esta señora? ¿Está al corriente de la diferencia de casi 30 puntos entre las rentas de Burgos o Pucela y las de la Región Leonesa?

Pues parece que NO está al corriente (en Europa ya se sabe "nada es corriente, todo de marca") ¡Vamos que hay tontos de marca mayor! Parece que se emplearon muy eficazmente los fondos estructurales pero ¿donde se emplearon? porque en León ni llegaron ni se les espera.

¿QUIÉN SE LLENÓ LA PANZA CON LOS FONDOS ESTRUCTURALES? ¡UN JAMÓN A QUIEN LO ADIVINE... O UNA MUÑECA CHOCHONA O, MEJOR AÚN, UN ORDOÑU DESPROGRAMAU! ¡CIELOS, ACABO DE GANAR EL PREMIO (cualquiera de los tres me viene bien) PORQUE, AUNQUE OS PAREZCA MENTIRA, SON LOS MISMOS QUE SE LA LLENARON CON LOS FONDOS MINER!

miércoles, diciembre 07, 2005

Perlas "Cultivadas" (11ª entrega)

Villalba en los Desayunos de La Crónica - 25.11.2005

¿Podemos confiar los leoneses en que, en el proximo pleno de las cortes, su partido va a pedir la misma asignación para la fundación Cortes de León que la castellana "Villalar"?

No es cuestión que vaya al Pleno. No sé si UPL lo preguntaría al presidente. Creo que las fundaciones importantes deben ser apoyadas a su altura. Si la Fundación Cortes de León crece con socios y propuestas, es obligado que los presupuestos de la Junta, de las Cortes, reserven partidas razonables para su funcionamiento y asegurarlo.

Y yo me pregunto ¿que tiene que ver lo que pregunte UPL? ¿Cómo va a crecer en socios y propuestas la Fundación Cortes de León, si ni PP ni PSOE tienen ningún interés en que la misma eche a andar? ¿Por qué no se pide en el pleno de las Cortes el mismo trato para León que para el "Este de la Comunidad"? ¿A esto llama él "que León tenga fuerza en la Comunidad"?

Pues nada, todos tranquilos, que mientras Villalba nos defienda como solo él sabe, los castellanos seguirán medrando y nosotros... emigrando.

martes, diciembre 06, 2005

Constitución en Lengua Leonesa - Texto INTEGRO de la Introducción

Versión íntegra de la introducción a la edición bilingüe (leonés/español) de la Constitución. Los párrafos en negrilla fueron "eliminados" en la edición impresa así como el nombre del autor quien ni siquiera fue invitado a la presentación del texto. ¿Resumen lógico motivado por el tamaño del texto original? ¿Es ésto ético sin contar con el autor que nunca fue informado? ¿Censura, tal vez afan de protagonismo (que no se deseaba compartir), simplemente ingratitud o una extraña mezcla de todo ello? o, ¿Debemos, simplemente, presumir la MALA FE que trataba de difuminar las reivindicaciones leonesesistas?
Quienes lean este preámbulo pueden sacar sus propias conclusiones.

25 AÑOS DE CONSTITUCIÓN, 25 AÑOS DE LLIBERTÁ

¿Veinticincu años? ¿veinticincu años yá? ¡Un cuartu de sieglu! Tiempu suficiente, quizá, pa güeyar al zurrón de los recuerdos, para rebuscar nel fondu y pa sacare conclusiones. Más d’una xeneración de llïoneses (d’españoles) creciera y desendolcárase en democracia plena; peru cuandu tou entama a facere más de veinte años, el tópicu de que cualesquier tiempu pasáu si nun fou meyor, al menos fou’l que valíu la pena vivire, minaza conos sous fantasmas munchas de las reflesiones y de las percepciones cotidianas.

N’efutu, yeran los años de los “lluchadores pola llibertá”, peru d’una “llibertá ensin ira” que suañábamos achisgandu la fin d’un llargu túnel, pa dalgunos (estudios acá y acullá) malpenas atisbáu. Yera tamién la alegría de desenterrare raigañu de dos mil años, de perseguire la utopía d’un gobiernu y una dellimitación rexonal más cercanos a los nuesos contornos ancestrales, yera la persecución d’unos suaños que, pa munchos, frayáronse, confrontaos con una firiente y ominosa rïalidá, yera...

“Cuéntame una hestoria, güelu”, repetíamos, con aquel encendíu romance, nos nuesos años d’escuela.
Al filu las alcordanzas, tócanos agora, con veinticincu años más na retaguardia, presentar esti proyeutu d’una nueva edición de la nuesa Carta Magna, con motivu de las suas bodas de plata. Y non d’una más, polu que tien de novedá, a la vista del lleutor. Ardua tareya que, polu mesmu, intentaremos soslayar pa nun sere reiterativos nas apreciaciones del momentu.

Queda, ensin embargu, una entruga, tal vez un suave escalofríu; el por qué d’una fecha, en ciertu mou, trayía de rondón. ¿Qué vien a significar esi 1188, tan llonxe nel tiempu y, al paecere, ensin rellación dalguna conu que cellebramos? ¿Nun quedamos en que la primeira constitución española yera la de 1812, esa que chaman, cariñosamente, La Pepa?

“Cuéntame una hestoria, güelu”... Lonxe tá, n’efutu,
aquel añu de 1188; acaba de morrere Fernandu II (ye Xineiru y 22) y, nos llímites del Reinu de Llión, los vientos nun son favorables pal sou fiyu y sucesor Alfonsu IX que malpenas cuenta 17 años: la sua propia madrastra (la terceira muyer de Fernandu), Urraca López de Haro, postula la corona pal sou fiyu Sanchu, y el rei de Castiella, Alfonsu VIII, aprovecha la ocasión pa facere dalgunas "incursiones" pol sur. Peru nun ye’l momentu d’enumerar eiquí y agora unos fechos que, onque importantes, podrían desvianos del nuesu finxu cimeiru y consumir un llimitáu espacio otorgáu pal mismu.

Lu ciertu ye que,
por una serie de motivos que resumiríamos, a vista de páxaru, en: la inestabilidá de la corona, la necesidá de numerariu y la importancia de los núcleos urbanos, comu consecuencia de los privilexos forales, Alfonsu convocará una curia con una trescendencia que tá mui llonxe d’imaxinare. Tal ye asina qu’esti aconceyamientu habíu en San Isidoro de Llión, sigún tolos indicios, ente los meses de Xunu y Xunetu d’esi mesmu añu, vien siendu considerada como’l primer antecedente del parlamentarismu europeu: Falamos de lu que se conocerá comu la Carta Magna llïonesa.

¿Alcontrámonos, una vuelta más, ante las elucubraciones d’un irredentismu llïonés que fabula sobru unos fechos del sou hipotéticu pasáu gloriosu? Rotundamente non; caben interpretaciones más ou menos capciosas, interesadas ou manipuladoras, nun sedría la primeira vez nin la hestoria se líbrase, fácilmente, d’esti pesu, especialmente cuandu entran en xuegu’l llenguax, el tamiz ou el tufillu de la cousa política.

Los fechos son, ensin embargu, tozudos e imposible ya encontrar el mou de refutalos ou desmentilos, salvu que se pretenda reescribir la hestoria; tampoucu sedría’l intentu cimeiru. Lu únicu ciertu ye, entoncias,
que’l xoven Alfonsu, necesitáu del sofitu de los nobles y del cleru, peru más preocupáu, si cabe, polos problemas económicos que-y apremiaban, convocará, xuntu a aqueillos, a los representantes de las ciudaes y villas del sou reinu, ye dicire, lu que munchos hestoriadores interpretarán comu l’embrión del “tercer estáu”. Poucu importa, quizás agora, quienes yeran aqueillos primeiros “electis civibus” nin el método emplegáu pala sua elleición. ¿Acasu nun contamos siempres, nos nuesos pueblos, con una institución, perfeutamente democrática, y que denominamos el conceyu abiertu? ¿Nun podría sere, de dalgún mou, emplegáu pal casu?

Cuandu dalgunos empéñanse n’inventase reis que nun fueron, países que nun esistienon ou hestoria que nun algama , nin aún, la categoría de leyenda, y eillu ensin que-ys treme un músculu de la cara, outros vémosnos abocaos a ocultare, ¿acasu con rubor? cualesquiera de los nuesos fechos del pasáu, por mui significativos qu’estos foran, nun vaya sere que nos ganemos la enemistá de los que detentan el poder ou dalguien suponga qu’atentamos escontra los pilares de la democracia. ¡Peru nun quedamos en que, de dalgún mou, alcontramos esquí el sou raigañu! ¿Puede, entoncias, un pai (si esceutuamos a Saturnu) atentar escontra el sou fiyu?

Llión apenas tien yá quien-y escriba y, sabemos tamién aqueillu de que "lu que nun se noma nun esiste"; peru, por desgracia, tampoucu paez tener quien lu lea ou quien lu ascuche con atención. ¿Sedrá que, comu dixera Groucho Marx, “pasamos (definitivamente) de la na a la más asoluta miseria”? Mal compañera pa facere camín...

Comu aqueillos vieyos fidalgos arruinaos, remedos d’Alonsu Quixanu, llevaremos, entoncias, la nuesa condición; peru con orgullu. “Siéntase orgullosu de SERE llïonés”, rezaba un vieyu slogan. ¡Nun ye pa menos! Nin tampucu pa más... Nun ye la sinfonía’l despreciu nin menos aína la de la esclusión la que eiquí s’interpreta; tampoucu podía sere d’outru mou, si seguimos considerandu aqueilla data de 1188, las suas consecuencias y enseñanzas.

Peru, y dempués de tou, ¿cuáles fonon estas? Los famosos y desconcertantes “Decreta” de la curia d’Alfonsu IX, en númberu de 17, contemplan, de forma resumida una serie de normas y obligaciones que, pa dalgunos hestoriadores, ponen inclusu al rei por baxu de las lleis. Citaremos, ente outras,

  • la necesidá del premisu de la “plena curia” pa facere la guerra, declarare la paz ou robrare pactos con outros reinos;
  • las garantías encaminadas a impedir cualesquier abusu ou inxusticia nel procedimientu xudicial (drechu a xuiciu, actuaciones xudiciales, plazos, etc.);
  • la inviolabilidá del domiciliu (“la paz de la casa”), que diba fasta la esculpación de la muerte de dalguien que la perturbara, asina comu la proteición de cualesquier bien, mueble ou inmueble; etc.

Alfonsu IX puede sere, amás, tacháu de "reincidente"; paez sere que, al menos, outras duas veces (1202, en Benavente y 1208, de nuevu en Llión) convocóu la curia rexa plena (Cortes),ye decire, con presencia de los representantes de las ciudaes. Tenemos que alcordanos de que, a esti respectu, en Cataluña l’apaición de las Cortes remóntase a 1214, que, onque determinaos hestoriadores sigan vendiendu la Carta Magna d’Inglaterra, la del famosu Xuan sin Tierra, comu la primeira nel sou xéneru, la misma data de 1215 y que, en dómina posterior a la mesma, apaecerán Cortes n’Aragón, en Castiella, en Navarra y en Portugal.

La preocupación, entoncias, por parte de Alfonsu IX, el sou "notable esfuerzu lexislador" pa dotar al reinu d’un nuevu ordenamientu xurídicu, yera lu que, ensin dubia pretendíase a través de la compilación de lleis que figuran nos "Decreta" y lexislación subsiguiente. Peru, ¿por qué, según afirma D. Alfonso Prietu, ye’l Reinu de Llión el que se erixe, dientru d’Europa, "nel pioneru y paladín nel reconocimientu de las llibertaes xurídicas"? Pa Xuan Pedru Apariciu la respuesta ye meridiana: "el pueblu llionés irrumpe na hestoria comu un pueblu llibre; y dende’l castru al municipiu, dende l’Asturia de las xentilidaes fasta’l reináu d’Alfonsu IX, la sua biografía nun ye outra qu’una llucha ensin reposu pol caltenimientu, unas vueltas, y la recuperación, outras, de las suas llibertaes".

Nun cabe dubia, y podemos afirmare, entoncias, que los nuesos antepasaos taban "maduros pa tal novedá", pa dar esi saltu cualitativu n’orde a las llibertaes públicas. Nel devenir de la hestoria, na surde por azar; siempres pueden rastrease, bien ye ciertu, unos fechos condicionantes, peru tamién una trayeutoria y una estructura hestórica, que facen que dalgu ocurra nun determináu momentu y nun determináu llugar. Y, si ocurríu en Llión ¿por qué empeñase en negalu, en llanzar nubes de dubias, en tratar de ocultalu baxu denominaciones de nueva factura que na tienen que vere nin conos fechos que se relatan nin col marcu físicu en que los mesmos acontecen?

¿Qu’aqueillas cortes nun fonon totalmente democráticas...? Ye mui probable, peru onque, naturalmente, nun significanon la perfeición del sistema, vinienon a constituyir el xermen d’una nueva situación nel mundiu... ¿Ou acasu nun esisten tovía llimitaciones na nuesa moderna democracia parlamentaria? ¿Ye motivu esti, quizá, pa que continuemos dandu la espalda, de mou despeutivu, a una data y a un acontecimientu tan relevantes? Permitidme que fine con una conocida fras de François Miterrand, presidente que fuera del vecín país: "un pueblu que nun enseña la sua hestoria ye un pueblu que pierde la sua identidá", inclusu la sua dignidá, podríamos afirmare ensin temor a equivocanos.

Construyendu, entoncias, sobru’l pasáu, sobru’l nuesu pasáu, deseyamos un espléndidu futuru para toos, y, en primer llugar, pa esta la nuesa Constitución (nieta, cuandu menos, de la Carta Magna Llïonesa), garantía de convivencia democrática, de respetu y de tolerancia.

Autor: Hermenegildo López González


25 AÑOS DE CONSTITUCIÓN, 25 AÑOS DE LIBERTAD

¿Veinticinco años? ¿veinticinco años ya? ¡Un cuarto de siglo! Tiempo suficiente, quizá, para echar una ojeada al zurrón de los recuerdos, para rebuscar en el fondo y para sacar conclusiones. Más de una generación de leoneses (de españoles) ha crecido y se ha desarrollado en democracia plena; pero cuando todo empieza a hacer más de veinte años, el tópico de que cualquier tiempo pasado, si no fue mejor, al menos fue el que valió la pena vivir, amenaza con sus fantasmas muchas de las reflexiones y de las percepciones cotidianas.

En efecto, eran los años de los “luchadores por la libertad”, pero de una “libertad sin ira” que soñábamos vislumbrando el final de un largo túnel, para algunos (estudios acá y allá) apenas atisbado. Era también la alegría de desenterrar raíces de dos mil años, de perseguir la utopía de un gobierno y una delimitación regional más cercanos a nuestros contornos ancestrales, era la persecución de unos sueños que, para muchos, se rompieron en pedazos, confrontados con una hiriente y ominosa realidad, era...


“Cuéntame una historia, abuelo”, repetíamos, con aquel encendido romance, en nuestros años de escuela. Al filo del recuerdo, nos toca ahora, con veinticinco años más en la retaguardia, presentar este proyecto de una nueva edición de nuestra Carta Magna, con motivo de sus bodas de plata. Y no de una más, por lo que tiene de novedad, a la vista del lector. Ardua tarea que, por lo mismo, intentaremos soslayar para no ser reiterativos en las apreciaciones del momento.

Queda, sin embargo, una pregunta, tal vez un ligero escalofrío; el porqué de una fecha, en cierto modo, traía de rondón. ¿Qué viene a significar ese 1188, tan alejado en el tiempo y, al parecer, sin relación alguna con lo que celebramos? ¿No habíamos quedado en que la primera constitución española era la de 1812, esa que llaman, cariñosamente, La Pepa?

“Cuéntame una historia, abuelo”... Lejos está, en efecto, aquel año de 1188; acaba de morir Fernando II (es el 22 de enero) y, en los límites del Reino de León, los vientos no son favorables para su hijo y sucesor Alfonso IX que apenas cuenta 17 años: su propia madrastra (la tercera mujer de Fernando), Urraca López de Haro, postula la corona para su hijo Sancho, y el rey de Castilla, Alfonso VIII, aprovecha la ocasión para hacer algunas "incursiones" por el sur. Pero no es el momento de enumerar aquí y ahora unos hechos que, aunque importantes, podrían desviarnos de nuestro objetivo primordial y consumir un limitado espacio otorgado para el mismo.


Lo cierto es que,
por una serie de motivos que resumiríamos, a vista de pájaro, en: la inestabilidad de la corona, la necesidad de numerario y la importancia de los núcleos urbanos, como consecuencia de los privilegios forales, Alfonso convocará una curia cuya trascendencia está muy lejos de imaginar. Tal es así que esta reunión habida en San Isidoro de León, según todos los indicios, entre los meses de junio y julio de ese mismo año, viene siendo considerada como el primer antecedente del parlamentarismo europeo: hablamos de lo que se conocerá como la Carta Magna leonesa.

¿Nos encontramos, una vez más, ante las elucubraciones de un irredentismo leonés que fabula sobre unos hechos de su hipotético pasado glorioso? Rotundamente no; caben interpretaciones más o menos capciosas, interesadas o manipuladoras, no sería la primera vez ni la historia se libra, fácilmente, de este lastre, especialmente cuando entran en juego el lenguaje, el tamiz o el tufillo de la cosa política.


Los hechos son, sin embargo, tozudos e imposible ya encontrar el modo de refutarlos o desmentirlos, salvo que se pretenda reescribir la historia; tampoco sería el primer intento. Lo único cierto es, entonces, que el joven Alfonso, necesitado del apoyo de los nobles y del clero, pero más preocupado, si cabe, por los problemas económicos que le apremiaban, convocará, junto a aquellos, a los representantes de las ciudades y villas de su reino, es decir, lo que muchos historiadores interpretarán como el embrión del “tercer estado”. Poco importa, quizás ahora, quienes eran aquellos primeros “electis civibus” ni el método utilizado para su elección. ¿Acaso no hemos contado siempre, en nuestros pueblos, con una institución, perfectamente democrática, y que denominamos el concejo abierto? ¿No podría haber sido, de algún modo, utilizado para el caso?

Cuando algunos se empeñan en inventarse reyes que no fueron, países que no existieron o historia que no alcanza, ni aún, la categoría de leyenda, y ello sin que les tiemble un músculo de la cara, otros nos vemos abocados a ocultar, ¿acaso con rubor? cualquiera de nuestros hechos del pasado, por muy significativos que estos fueran, no vaya a ser que nos ganemos la enemistad de los que detentan el poder o alguien suponga que atentamos contra los pilares de la democracia. ¡Pero no hemos quedado en que, de algún modo, encontramos aquí sus raíces! ¿Puede, entonces, un padre (si exceptuamos a Saturno) atentar contra su hijo?

León apenas tiene ya quien le escriba y, sabemos también aquello de que "lo que no se nombra no existe"; pero, por desgracia, tampoco parece tener quien lo lea o quien lo escuche con atención. ¿Será que, como dijera Groucho Marx, “hemos pasado (definitivamente) de la nada a la más absoluta miseria”? Mal compañera para hacer camino...


Como aquellos viejos hidalgos arruinados, remedos de Alonso Quijano, llevaremos, entonces, nuestra condición; pero con orgullo. “Siéntase orgulloso de SER leonés”, rezaba un viejo slogan. ¡No es para menos! Ni tampoco para más... No es la sinfonía del desprecio ni menos aún la de la exclusión la que aquí se interpreta; tampoco podía ser de otro modo, si seguimos considerando aquella fecha de 1188, sus consecuencias y sus enseñanzas.

Pero, y después de todo, ¿cuáles fueron estas? Los famosos y desconcertantes “Decreta” de la curia de Alfonso IX, en número de 17, contemplan, de forma resumida una serie de normas y obligaciones que, para algunos historiadores, ponen incluso al rey por debajo de las leyes. Citaremos, entre otras,

  • la necesidad del permiso de la “plena curia” para hacer la guerra, declarar la paz o firmar pactos con otros reinos;
  • las garantías encaminadas a impedir cualquier abuso o injusticia en el procedimiento judicial (derecho a juicio, actuaciones judiciales, plazos, etc.);
  • la inviolabilidad del domicilio (“la paz de la casa”), que iba hasta la exculpación de la muerte de alguien que la hubiera perturbado, así como la protección de cualquier bien, mueble o inmueble; etc.

Alfonso IX puede ser, además, tachado de "reincidente"; parece ser que, al menos, otras dos veces (1202, en Benavente y 1208, de nuevo en León) convocó la curia regia plena (Cortes), es decir, con presencia de los representantes de las ciudades. Hemos de recordar, a este respecto, que en Cataluña la aparición de las Cortes se remonta a 1214, que, aunque determinados historiadores sigan vendiendo la Carta Magna de Inglaterra, la del famoso Juan sin Tierra, como la primera en su género, la misma data de 1215 y que, en época posterior a esta, aparecerán Cortes en Aragón, en Castilla, en Navarra y en Portugal.

La preocupación, entonces, por parte de Alfonso IX, su "notable esfuerzo legislador" para dotar al reino de un nuevo ordenamiento jurídico, era lo que, sin duda se pretendía a través de la compilación de leyes que figuran en los "Decreta" y legislación subsiguiente. Pero, ¿por qué, según afirma D. Alfonso Prieto, es el Reino de León el que se erige, dentro de Europa, "en el pionero y paladín en el reconocimiento de las libertades jurídicas"? Para Juan Pedro Aparicio la respuesta es meridiana: "el pueblo leonés irrumpe en la historia como un pueblo libre; y desde el castro al municipio, desde la Asturia de las gentilidades hasta el reinado de Alfonso IX, su biografía no es otra que una lucha sin reposo por el mantenimiento, unas veces, y la recuperación, otras, de sus libertades".

No cabe duda, y podemos afirmar, entonces, que nuestros antepasados estaban "maduros para tal novedad", para dar ese salto cualitativo en orden a las libertades públicas. En el devenir de la historia, nada surge por azar; siempre se pueden rastrear, bien es cierto, unos hechos condicionantes, pero también una trayectoria y una estructura histórica, que hacen que algo ocurra en un determinado momento y en un determinado lugar. Y, si ocurrió en León ¿por qué empeñarse en negarlo, en lanzar nubes de dudas, en tratar de ocultarlo bajo denominaciones de nueva factura que nada tienen que ver ni con los hechos que se relatan ni con el marco físico en que los mismos acontecen?

¿Que aquellas cortes no fueron totalmente democráticas...? Es muy probable, pero aunque, naturalmente, no significaron la perfección del sistema, vinieron a constituir el germen de una nueva situación en el mundo... ¿O acaso no existen todavía limitaciones en nuestra moderna democracia parlamentaria? ¿Es motivo este, quizá, para que continuemos dando la espalda, de manera despectiva, a una fecha y a un acontecimiento tan relevantes? Permitidme que termine con una conocida frase de François Miterrand, presidente que fuera del vecino país: "un pueblo que no enseña su historia es un pueblo que pierde su identidad", incluso su dignidad, podríamos afirmar sin temor a equivocarnos.

Construyendo, entonces, sobre el pasado, sobre nuestro pasado, deseamos un espléndido futuro para todos, y, en primer lugar, para nuestra Constitución actual (nieta, cuando menos, de la Carta Magna leonesa), garantía de convivencia democrática, de respeto y de tolerancia.

Autor: Hermenegildo López González.

sábado, diciembre 03, 2005

Perlas "Cultivadas" (10ª entrega)

Villalba en los Desayunos de La Crónica. 25.11.2005

Si usted reconoce “las diferencias de Cataluña”, ¿para cuándo hablar clarito en Madrid sobre las diferencias de León?

Cada territorio tiene su cultura y su forma de pensar
. Respecto a Cataluña ahora corresponde a los españoles tratar ese tema sobre lo presentado en defensa de su identidad. Hoy por hoy los intereses de León tenemos que defenderlos en la comunidad autónoma. Es el primer paso que hay que dar, también en lo económico y en lo cultural. Hay que defender a León ante esta Junta hasta 2007, después esperemos que a otra, para que vuelva a ser una tierra de ilusiones y esperanzas, de acogida, y que atraiga proyectos. Hasta ahora lo que ha hecho la Junta en ese aspecto ha sido malo.

Vamos que en el 2007, si le elegimos a él para gobernar la Junta, las cosas pueden cambiar... Eso es todo lo que creemos entender en medio de ese maremagnun y ese caos de palabras y de frases sin sentido (puede que lo único que reflejen es lo que el susodicho tiene en la cabeza...) No hace falta, sin embargo, para perder toda esperanza, ver lo bien defendidos que están los intereses de León cuando ellos gobiernan en Madrid (Cierre del ferrocarril Via de la Plata, Plan del Carbón, Trasvase del Esla al Carrión, propuesta de inclusión en la Constitución de los nombres de las autonomías....) ¡Es para llorar!

Me gustaría que me explicará el porqué de las dos varas de medir (al igual que el PP) Cataluña interesa a todos los españoles, León es cosa de las Cortes de Castilla ¿y León?

ROMANCE DE BODAS (Obligadas)

Por entre unos secarrales
más que triste, deprimida,
paseábase una moza
porque nadie la quería.
Mozos vinieron de lejos
que su mano pretendían:
de la Cantabria marina
y de Rioja la fría.

¿Los tutores de la niña
hallaron algún defecto?
Se ignora, mas con disculpas
se fueron como vinieron.

Ya le han tirado los tejos
también desde otras regiones
pretendiendo unir sus tierras
con las de otros ricachones.
Mas ciertos inconvenientes
y "razones" arguyendo
los tutores de Casilda
no se dignan ni atenderlos.

Acércaseles la niña
llorando desconsolada
y pidiéndoles a gritos
que quería ser casada.
"No te preocupes, le dicen,
ya te tenemos buscado
un mozo como no hay dos,
rico, serio y educado".

El problema se presenta
cuando al mozo comunican
que le pretenden casar
sin consultarle y deprisa.
De nada sirven pretextos
ni que les de sus razones;
le llevaron al altar
con engaños y a empujones.

Se acabó la ceremonia,
se han ido los invitados
y el pobre novio se queda
con su soledad al lado.
Mas pensando una salida
la solución ha encontrado;
"¿No decían en la tele
que el divorcio está aprobado?".