domingo, marzo 02, 2008

Desde el Reino de León, carta abierta al Presidente del Gobierno

Las verdades esenciales lo son hasta tal punto que, en primer lugar, a nadie deberían molestar que insitamos en su planteamiento y, en segundo, que no hace falta estrujarse demasiado el cerebelo para encontrarlas. Y el que no se dé cuenta de ello, tiene un gravísimo problema de comprensión (léxico, político o ambos) o no descartaríamos que hubiera confundido la pastilla de la mañana...

¿Podemos, entonces, confiar en recibir, algún día, una mínima respuesta? El Húsar no se va a desmoralizar por tan poca cosa... es bien conocido nuestro slogan: NOSOTROS TAMPOCO CAPITULAMOS.

Sr. Presidente del Gobierno:

Aunque nacido en Valladolid, siempre le oímos declararse leonés, motivo por el que no llegamos a comprender que al Plan aprobado por su gobierno para el Reino de León lo denomine, eufemísticamente, "Plan del Oeste". ¿Acaso tienen miedo a llamarnos por nuestro nombre?

No somos “el Oeste” (¿quizá salvaje?, lo sentimos, no llevamos plumas), somos el Reino de León, la Región Leonesa o el País Leonés, formado por León, Zamora y Salamanca, una de las regiones existentes en el año 1978, cuando se aprobó la Constitución, y seguimos existiendo con nuestra cultura, nuestra identidad, nuestros monumentos, nuestra historia e, incluso, en muchas partes de nuestra geografía, con una lengua diferente del castellano, y observe que decimos lengua pues de una lengua romance se trata ¿o es que alguien llama dialectos, siéndolo del latín todas ellas, al resto de lenguas romance de la península?

Por dicho motivo, nuestro Colectivo de Opinión siempre se refiere al Reino, País o Región de León (León, Zamora y Salamanca) y a las "provincias castellanas" (no a Castilla) puesto que, en el caso de éstas últimas, ellas no conforman una región completa ya que Castilla la Vieja, que era la región existente hasta 1978, incluía también las provincias de Santander y Logroño, a las que, curiosamente, y sin razones que lo justificaran, les permitieron desgajarse de su región de origen para formar dos comunidades autónomas diferenciadas.

Permítanos recordarle que para ser leonés no basta con decirlo, hay que demostrarlo y, aunque, alguna vez dijo que no nos fallaría, los leoneses seguimos esperando que nuestra situación cambie para mejor; por ello nos permitimos hacerle algunas preguntas que creemos deberían ser contestadas por Ud. antes de que volvamos a votar para elegir el Parlamento y Gobierno de la nación.

¿Es Ud. consciente de que desde la existencia de la Comunidad de Castilla y León, la situación económica del País Leonés empeoró notablemente a pesar de que, durante todos esos años, llegaron abundantes ayudas europeas a la Comunidad al ser ésta Objetivo 1? ¿Dónde se emplearon dichos fondos?

¿Es Ud. consciente de que la renta media del Reino de León apenas alcanza el 80% de la renta media comunitaria mientras que la renta media de las seis provincias castellanas supera el 100%? ¿Cómo es posible que, ante esta situación y existiendo la posibilidad de separar la Comunidad en dos zonas NUTS2, para que el Reino de León conservara las ayudas comunitarias, su gobierno, siendo ésta una responsabilidad del Gobierno Central, no haya querido hacerlo?

¿Es Ud. consciente de que casi toda la minería existente en la Comunidad está radicada en León y que sin embargo los fondos MINER sirvieron para invertir en lugares en los que jamás hubo una mina? ¿No se ha preguntado nunca si el que haya hoy en las cuencas mineras leonesas, en el pasado granero de votos socialistas, tantos alcaldes del Partido Popular no se deberá a errores de su partido más que a aciertos ajenos?

¿Es Ud. consciente de que, en los 22 primeros años de existencia de la Comunidad de Castilla y León, y según datos del INE, el País Leonés (tres provincias) perdió el 6,02% de su población mientras que las seis provincias castellanas de la Comunidad perdieron el 0,98%? ¿Cómo es posible que se hable de despoblación de la Comunidad cuando solo una de las dos partes que la componen se despuebla de manera alarmante? ¿Cómo es posible que el País Leonés siga perdiendo 10 habitantes al día, en una sangría sin fin?

¿Es Ud. consciente del inquietante abandono que sufren los monumentos del Reino de León, empezando por la emblemática Catedral de León, con sus 1.800 m2 de vidrieras, primer monumento nacional que tuvo España en 1844 y que, incomprensiblemente, no es Patrimonio de la Humanidad? Y éste es solo uno de los cientos y cientos de ejemplos de abandono y olvido existentes en Zamora, Salamanca y León de los que estamos dispuestos a ilustrarle detalladamente en otro momento.

¿Es Ud. consciente de que se está tergiversando la historia, creando Fundaciones, millonarias en gasto, cuyos componentes escriben al dictado de lo que desean los políticos que las dirigen a fin de crear, mejor inventar, un inexistente sentimiento de "identidad castellano-leonesa"? ¿Cuál cree que es el motivo de que utilicen la educación para manipular al sector más desprotegido de la población, el de la infancia y adolescencia, intentando inculcar en sus mentes la idea de que "Castilla y León" es una realidad anterior al imperio romano, aberración que, si no fuera peligrosa en sí misma, resultaría tragicómica?

¿Es Ud. consciente de que, desde que pertenecemos a esta infausta Autonomía, la provincia de León (que es la que mejor situada está de las tres leonesas) pasó, en el ranking de las provincias españolas, del puesto 22 al 45 mientras la provincia de Valladolid lo hizo del puesto 25 al 7? ¿Cree sinceramente que esa situación se debió simplemente a que la Comunidad estuvo (des)gobernada por el PP o se debe más bien al hecho de que los leoneses estamos gobernados desde una región ajena y vivimos en régimen de explotación colonial?

¿Es Ud. consciente de que no puede llamarse "comunidad" a un Ente como "Castilla y León" en que la diferencia de la renta per cápita entre la provincia más acomodada (Burgos) y la más empobrecida (Zamora) supera los 38% porcentuales? ¿Cómo puede pedirse solidaridad a otras regiones con una realidad semejante?

¿Es Ud. consciente de que el único trasvase que se sigue efectuando en España, prácticamente sin ningún control ni contraprestación, es el del Esla al Carrión, cuando las tierras de León y Zamora siguen sin ser regadas, a pesar de que fueron esos prometidos regadíos los que motivaron el cierre del Pantano de Riaño, con la consiguiente ruina del fértil valle que ahora cubren las aguas? ¿Puede explicarnos alguien el motivo? ¿Es Ud. consciente de lo que se esconde tras el empeño de la Junta, concedido en la última modificación estatutaria, de asumir las competencias sobre la cuenca del Duero? Y no queremos oír, una vez más, que el agua es de todos y hay que repartirla porque, hasta la fecha, el reparto que se hizo es que a León le inundaron y destruyeron los pueblos y en Valladolid se pusieron las industrias, los regadios y se hizo el Pisuerga navegable.

¿Es Ud. consciente de que, sistemáticamente, siempre que se quiere destruir, un poco más, al País Leonés se apela a la "solidaridad" como en el actual caso de la Autopista de la Energía Sama-Velilla? ¿Desde cuando tiene que ser el más pobre (o empobrecido) solidario con el rico (o enriquecido) a su costa? ¿Cómo es posible que en un país como el nuestro, en pleno siglo XXI, se arrase una comarca, la montaña leonesa, condenando a sus naturales al paro y a la emigración en nombre de una supuesta solidaridad? ¿Para cuando la solidaridad con los leoneses?

¿Es Ud. consciente de que todas las promesas que se le hicieron al Reino de León fueron sistemáticamente incumplidas, tanto por el gobierno autonómico como por el central, quienquiera que fuese el partido que los presidiera? ¿Cree que después de tanto engaño podemos seguir esperando tranquilamente a que alguien se acuerde de nosotros?

¿Es Ud. consciente de que los leoneses necesitamos organizarnos para defender nuestra cultura, nuestra lengua, nuestra identidad y, en definitiva, nuestra propia existencia como pueblo, de los ataques del propio Gobierno autonómico de la Comunidad en la que, contra nuestra voluntad mayoritaria, nos metieron? ¿Nunca le enseñaron que no se puede poner al lobo a cuidar las ovejas?

¿Es Ud. consciente de que el gran valor de la democracia, además del gobierno de la mayoría, es la protección de los derechos de las minorías y que, mientras exista un solo leonés que reclame su condición de tal, su cultura, su identidad y su lengua deben ser protegidas y puestas en valor y no ocultadas y minimizadas por los poderes públicos? Los derechos humanos nada tienen que ver con el número de personas que los reclamen sino, simplemente, con la existencia de cada ser humano.

En definitiva, ¿es Ud. consciente de que los leoneses somos el único pueblo de España a quien se negó y se niega el derecho a su autonomía, a pesar de representar un cuarto del escudo nacional? ¿No se avergüenza, confesándose leonés, del hecho incontestable de que, mientras otras regiones españolas prosperan y se promocionan, seamos sus paisanos los únicos que no tengamos reconocidos nuestros derechos más fundamentales, el respeto a nuestra cultura e identidad y aquellos que ven cómo su tierra está siendo sistemáticamente empobrecida y esquilmada, mientras los jóvenes más preparados tienen que emigrar para poder encontrar trabajo?

Y, sobre todo, no lo olvide; los leoneses existimos, somos un antiguo pueblo y no estamos dispuestos a seguir siendo ignorados, no estamos dispuestos a ser insultados siendo tachados de "cavernarios" por el Presidente del PP de esta Comunidad, ante la pasividad de los procuradores socialistas en las cortes autonómicas (que no "regionales"), simplemente por reclamar nuestro derecho a ser reconocidos como pueblo, ni estamos ya dispuestos a seguir recibiendo respuestas a nuestras demandas, por parte de su partido, en las que se dice que "el mapa autonómico está cerrado" o que "León tuvo su oportunidad y la perdió por culpa de los caciques".

Cuando una herida se cierra en falso, no puede pretenderse que ya no hay nada más que hacer, puesto que si dejamos que la infección continúe la podredumbre terminará apoderándose del organismo que la sufre. En política, usted ha dado buena prueba de ello, NUNCA hay nada "cerrado" y menos aún cuando se trata del resultado de una "cacicada". Si es la pretendida izquierda quien utiliza este argumento ¿para qué nos sirven sus discursos de justicia social? ¿Acaso en estas circunstancias podemos creerlos?

Esperamos que su "nacencia" pucelana no pese en su ánimo más que su crianza leonesa y le impida ver la dura realidad en que nos encontramos, debido a las inconfesables "razones de estado", al parecer tan vergonzosas que nunca nadie se molestó en explicar, y que dentro de unos años no tengamos que recordarle como, Ud. sabe, se recuerda en León a Martín Villa, el traidor responsable de nuestra situación actual y nuestra falta de futuro.

Atentamente

Colectivo de Opinión “Tiburcio Fernández Álvarez”

3 comentarios:

SanGlorioLeonés dijo...

Enhorabuena por esta iniciativa.
Cualquier leonés que se sienta como tal respaldará de punta a rabo esta carta.

¡Autonomía para el País leonés!

Asun dijo...

me encanta la carta... pero temo que el único que no la va a leer es aquél a quién va dirigida...

Colectivo Tiburcio Fernández Álvarez dijo...

Desde luego la enviaos a su correo en La Moncloa pero estamos seguros de que pasará de ella, aunque digamos verdades como puños.