miércoles, marzo 17, 2010

¡¡¡Mentiras!!!

Este es el título de una carta, firmada por Esther Alonso y publicada, el pasado 11 de Marzo, por ZamoraDigital.net (http://www.zamoradigital.net/?p=4856) sobre el tema de la manipulación de los libros de texto que hemos comentado en repetidas ocasiones.

Nos consta, porque así lo publicó la prensa leonesa, que ante las repetidas denuncias de estas irregularidades, presentadas por Plataforma Regional Pro-Identidad Leonesa, el propio Procurador del Común ha instado a la Junta a que se corrijan estas irregularidades, mentiras y manipulaciones sin que, hasta la fecha, nada se haya hecho al respecto ni por parte de la Junta ni por parte de la oposición, tan sumisa al poder establecido que jamás le lleva la contraria.

Pero lo que no puede comprender el Húsar es la pasividad de todos los procuradores, sean del PP o del PSOE, elegidos por las tres provincias leonesas que, en lugar de defender los derechos de los ciudadanos que les eligieron y la tierra a la que dicen representar aceptan sin rechistar lo que les mandan desde las respectivas directiva de sus partidos, no vaya a ser que dejen de "colocarles" en las listas y se les acabe el "chollo".

En fin, no seguiremos con nuestras eternas preguntas, así que os dejamos la carta prometida, con el consabido aviso de que las negrillas son del Húsar.


Desde que nacieron mis hijos, de 7 y 9 años, he ido poco a poco aprendiendo a educarles, a enseñarles el respeto por las costumbres, tradiciones, religiones y todo aquello que nos rodea en el día a día, siempre les he dicho que no mientan que una mentirina pequeña puede hacerse muy grande, como una bola de nieve después de rodar y rodar. No todo se consigue a la primera, ni a la segunda, es una tarea de muchos años y desde luego no es sólo mía, todos los padres pasamos por ella, unos con mas y otros con menos fortuna.
Para ello contamos con la ayuda de tutores, profesores y todo el personal que forma el equipo del C.P La Palomera con los que siempre nos hemos sentido afortunados. Pero ahora con mi hijo de cuarto curso de primaria ha surgido un problema con el que contaba pero que, llegado el momento, se me hace cada vez más arduo y difícil.

Hemos llegado al tema titulado “el territorio donde vivimos”. Un tema que mi hijo va a tener que estudiar dos veces, uno el que pone en su libro de Santillana y otro el que yo le cuento , el de verdad , el que yo he vivido a lo largo de los últimos 27 años. Empezamos mintiendo cuando dice que todos los ciudadanos mayores de 18 años de Castilla y León aprobaron su autonomía en 1983. Yo en esa época ya tenía 21 años y no recuerdo que nadie me pidiera opinión, pero sí recuerdo una protesta multitudinaria, una manifestación a la que acudimos 90.000 personas, llenas de rabia y de impotencia, precisamente porque nadie nos había consultado.
Continúo leyendo el libro con mi hijo cuando me entero de que Valladolid es la capital de la comunidad de Castilla y León. MENTIRA esta comunidad no tiene capital si bien es verdad que Valladolid ha salido ganando en todo.
En fin, una vez más le digo a mi hijo que los profesores no son mentirosos todo empezó con una mentira pequeñina que alguien conto y termino haciéndose tan grande que la ponen en los libros, algunos autores sin ninguna ética ni escrúpulos y sin ninguna documentación, les recomiendo que lean el estatuto de la Junta de Castilla y León, yo si lo he hecho.
Nos queda mucho tema, y aun nos quedan muchos temas este año, y muchos años para que continúen lavando el cerebro de mis hijos, pero llena de rabia y de impotencia seguiré a su lado tratando de inculcarles que no se miente aunque los libros sí lo hagan.