miércoles, marzo 08, 2006

Díxunos un grayu que... ( 8ª entrega)

En el tercer partido en discordia en las Cortes de Fuensaldaña, hay movimientos que abogan por la renovación de caras, sin embargo algunos políticos no están dispuestos a que "les muevan la silla".

¿No sería necesario un aire renovador a la hora de confeccionar las listas electorales? ¿No redundaría dicho cambio, demostración de que hay una militancia sólida y preparada que puede dar un paso al frente, en unos mejores resultados electorales? Vamos a ello y sin miedo, que algunos ya llevan demasiado tiempo pisando moqueta... y para los resultados que han conseguido... ¡ya les vale!.

1 comentario:

Isaac Asimov dijo...

La pregunta es : ¿Será el repuesto mejor que lo que hay?