jueves, octubre 15, 2009

No tengo sitio

Bajo este título, publica (http://www.leonoticias.com/frontend/leonoticias/No-Tengo-Sitio-vn37320-vst231) nuestro amigo Carlos Antonio Bouza Pol, el artículo que colgamos más adelante.

Supone el Húsar que el mismo contará con el entusiasta apoyo de no pocos bercianos y el rabioso rechazo por parte de otros que, confundidos por el pangalleguismo expansionista, hacen el caldo gordo a quienes siéntense gallegos por ser hijos de inmigrantes de dicha región que buscaron mejorar su vida en esa maravillosa comarca leonesa que es El Bierzo. (Gracias Millel por las informaciones que nos facilitaste sobre este tema).

La realidad es que Bouza Pol es de Villafranca del Bierzo y, por tanto, LEONÉS. Puede sentir en sus carnes agravios contra su patria chica pero de la misma manera que la "división de opiniones" entre hermanos no nos hace desear abandonar nuestra familia, esas "divisiones de opiniones" entre la capital y la provincia, no le hacen olvidar, más bien al contrario, su auténtica naturaleza leonesa.

Solo nos queda añadir que, como dice Carlos Bouza en el último párrafo, el Húsar, políticamente, tampoco tiene buen acomodo en ningún sitio.

Y sin más comentarios, aquí os dejamos el artículo anunciado con la consabida advertencia de que las negrillas son del Húsar:

Seguramente, si el canalla felón Fernando VII no hubiera recuperado y ejercido el poder absoluto, y derribado la Constitución de Cádiz, la Provincia de Villafranca del Bierzo existiría hoy, formando parte, con Zamora y Salamanca, del Reino de León.

El día 2 de marzo de 2006, el que fue periodista de Diario de León, don Juan Vázquez, en relación con el tema: "Debates del Centenario. León, pasado, presente y futuro. Diario de León. Club de Prensa", al informar en su crónica sobre la Conferencia del día anterior, 1 de marzo, escribió: "Llegó desde el público. VOCES DEL BIERZO, ven su identidad castigada por el centralismo de León. Igual que Castilla debería reconocer la existencia de una identidad leonesa, ¿no debería León hacer lo propio con El Bierzo si constituye a su vez una realidad diferenciada dentro de la provincia? Este giro al debate surgió al final de las intervenciones de los ponentes, cuando se abrió el turno de preguntas para las más de cien personas que abarrotaban el salón del Club de Prensa de Diario de León. Una persona del público (omite el periodista mi nombre, Bouza Pol), oriunda de El Bierzo, planteó la reivindicación de lo leonés frente a la comunidad autónoma como una reacción ante la pérdida del centralismo que ostentaba, pero que a su juicio es para la única comarca administrativa reconocida en la comunidad tan negadora de su identidad como la que desde León se denuncia frente a Valladolid".

Han pasado ya más de tres años desde entonces y, hoy, repasando mi hemeroteca me encontré con está "crónica de mi pensamiento e intervención", y pensé: rescátala, Bouza Pol, cuéntalo, para que la gente se entere de que siempre das la cara, defiendes tus ideas, y nunca te arrugas ni te escondes…

Yo he defendido y defenderé un Bierzo unido a León, siempre a León, formando parte de su Reino. Hablo gallego y quiero a Galicia, pero me siento muy de León y seguiré luchando por su autonomía, asistiendo a manifestaciones y firmando manifiestos. León sólo puede estar con Castilla en igualdad de condiciones, de competencias, y por voluntad propia claramente expresada en un Referéndum. Mientras esto no sea así, yo estaré radicalmente en contra de este mal engendro de Castilla y León. En contra estoy, como es natural, de la Fundación Villalar, y de los escritores que mienten. No soy nacionalista, sino todo lo contrario y, por supuesto, estoy abiertamente en contra de esa panda de mequetrefes turiferarios de Valladolid que pretenden y se autocalifican —sin vergüenza ni razón— “Banco de pensadores”, o de pensamiento, donde, desgraciadamente, figura un mal leonés de Busdango.

¿Por qué los escritores y artistas y personajes que se las dan de leoneses, no hacen un manifiesto diciendo que están radicalmente en contra de los continuos intentos de diluir, de borrar nuestra gloriosa historia y nuestro inquebrantable sentimiento leonés, profundamente leonés, sí, que nada o poco tiene en común con el castellano?

De igual o parecida manera, ¿por qué gentes de El Bierzo, aquí en León, profesores de la ULE, por ejemplo, están en contra de nuestro Consejo Comarcal, como Institución de El Bierzo (como comarca o región), y lo “ponen a parir” siempre que tienen ocasión? ¡Ay si en El Bierzo se supieran los ataques, las cizañas, las envidias, las ignorancias, las malas uvas de algunos tertulianos en las emisoras de radio de esta Capital…?

Cuento esto, entre otras muchas cosas, porque yo no voy a “enrolarme” en el Partido de El Bierzo, no encabezaré ni su lista ni ninguna otra, ni en Villafranca, mi pueblo, ni en ninguna parte. Lo siento mucho, de verdad, gracias, pero yo, por el momento, políticamente, no tengo buen “acomodo” en ningún sitio.

2 comentarios:

Leonés dijo...

A eso se le llama una persona con la cabeza bien amueblada, si señor.

spycola dijo...

Excelente artículo. ¿Cuántos escritores leoneses estarán de acuerdo con él, Gamoneda, Cremer...?
Felicidades.