miércoles, noviembre 26, 2008

DOTs (1ª entrega)

Los futuros que se nos presentan en León, teniendo en cuenta el deseo de la liberación, cada día se nos ponen más y más negros. Entre otros muchos impedimentos están las denominadas DOT's. Esto es, Directrices de Ordenación del Territorio. Son una maraña de líneas generales que persiguen ordenar el territorio de esta comunidad autónoma en todos los aspectos. Lo que podría ser bueno, como siempre, se nos torna malo, muy malo.

Se presenta el proyecto y nadie dice apenas nada. Se invocan a los políticos representantes en las cortes y no modifican casi nada. Por último se eleva a Ley. Y de aquí al desastre no queda nada.

Ley 3/2008, de 17 de junio, de aprobación de las directrices esenciales de ordenación del territorio de Castilla y León. Estas directrices esenciales están en la Ley 10/1998, de 5 de diciembre, de Ordenación del Territorio, y establece los principios y objetivos de la ordenación del territorio en el ámbito de la Comunidad Autónoma, y regula los instrumentos para que la junta ejerza su competencia en la materia. Según se establece, en un plazo de dos años (2010), se aprobarán los detalles mediante decretos.

El corsé ya se ha diseñado, pero falta ir tirando de la cinta. En próximas entregas iré desmenuzando las lindezas de la Ley. Pero no veo futuro prometedor para León cuando los decretos principales se van a establecer en una legislatura con la apisonadora que hay, la economía que hay (primero para Castilla) y siendo los deseos de que León prospere nulos. Os adelanto que, en poco más de 10.000 palabras, se crea otro foso donde enterrar, bajo la losa de la Ley, cualquier resquicio de salida del dichoso corsé, toda vez que lo que se persigue es la legalización del "todo para Castilla y nada para León"

1 comentario:

Colectivo Tiburcio Fernández Álvarez dijo...

Muy atinado el artículo sobre la DesOrdenación del Territorio, Roberto, pues es eso lo que persigue esta Ley, desordenar el territorio leonés mediante la anexión, pura y dura, de casi la mitad de la montaña leonesa a la provincia palentina.

Esperamos con impaciencia tus siguientes artículos y enhorabuena por la claridad de ideas.