jueves, enero 22, 2009

Cumbre Hispano-Lusa en Zamora

Ayer os informábamos de los planes reivindicativos que había para hoy en Zamora donde se celebraba una cumbre Hispano-Lusa, momento en que diversos colectivos pensaban aprovechar para entregar sendas cartas a los presidentes Sócrates y Zapatero y desplegar sus pancartas de modo totalmente civilizado y pacífico.

Violando los más elementales derechos humanos y haciendo caso omiso del permiso escrito de la Subdelegación del Gobierno en Zamora, las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado han impedido que los colectivos implicados accedieran al lugar solicitado y que pudieran expresar sus peticiones.

Acabamos de recibir la nota de prensa que dichos colectivos han emitido denunciando el atropello sufrido.

En esta ocasión considera el Húsar que sobran las negrillas, toda la nota de prensa debiera llevarlas, pero no quiere acabar esta introducción sin hacerse (y hacer a todos los leoneses) un par de preguntas:

¿De qué tienen miedo los políticos? y ¿Hasta cuando consentiremos los leoneses que nos sigan tratando como a ciudadanos de segunda, pisoteando nuestros más elementales derechos como si en lugar de vivir en un país democrático estuviéramos todavía sufriendo los caprichos de un dictador autoritario?


Nota de Prensa

Los colectivos abajo firmantes denunciamos la actuación de los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado durante la celebración de la cumbre Hispano-Lusa el 22 de enero de 2008 debido a una grave vulneración del valor fundamental del Estado Español constituido en un estado social democrático y de derecho conforme al artículo 1.1 de la vigente Constitución Española, debido a su comportamiento que posteriormente expondremos.

También vulneraron nuestra condición de ciudadanos del Estado Español al violar el artículo 20.1 de la vigente Constitución referente a la libertad de expresión, pues los tres colectivo abajo firmantes solicitamos el permiso de rigor para que durante la cumbre Hispano-Lusa nos dejaran un lugar en la Plaza Mayor de la ciudad de Zamora (concretamente debajo de los soportales) para elevar nuestras reivindicaciones a las autoridades políticas presentes en el evento. Dichas reivindicaciones pedían la construcción de un Hospital Comarcal para la ciudad de Benavente, la constitución de la Comunidad Autónoma Leonesa (León, Zamora y Salamanca), y la reapertura del Tren “Vía de la Plata”. La llegada del primer colectivo a la plaza mayor fue en torno a las 9:10 horas de la mañana para ubicarse en el lugar solicitado, encontrándose con la sorpresa de que no teníamos derecho a ubicarnos en el citado lugar pese a mostrar a los cuerpos de seguridad el permiso por escrito expedido por la Subdelegación del Gobierno, con lo cual el único lugar en el que podíamos estar es en el tramo de calle entre la Plaza Mayor y la Plaza Sagasta lugar en el que no nos permitieron exponer nuestras pancartas y donde no pudimos efectuar nuestra reclamación debido a lo distante del lugar en el que se celebraba el acto.

A continuación, preguntamos a los miembros de la policía, allí presente, por la posibilidad de posicionarnos en la parte de arriba de la calle Balborraz, ya que no había nadie en dicho lugar y lo considerábamos buen sitio para hacer visibles las reivindicaciones de cada una de nuestros colectivos, posibilidad que nos fue negada indicándonos, textualmente, que “en ese lugar no se puede colocar ninguna plataforma para reivindicar nada” orden que acatamos.

Transcurridos 15 minutos, sobre las 9:30 horas de la mañana, se ubicó en dicho lugar (parte superior de la calle Balborraz) a un grupo del SUP (Sindicato Unificado de Policía) que allí situado, con el beneplácito de sus compañeros, profirió durante todo el acto insultos contra diversos miembros del gobierno, actuando de una manera que roza la ilegalidad, mientras que en ningún momento los tres colectivo que estábamos “marginados” insultamos ni faltamos el respeto a nadie, comportándonos de una manera civilizada, con lo cual también se quebró el principio de igualdad consagrado en la Constitución Española al dar trato preferente a sus compañeros sindicalistas cuyo comportamiento fue deleznable frente al nuestro que fue ejemplar en todo momento.

Cuando los miembros del SUP se retiraron intentamos acceder al citado lugar impidiéndonos el paso miembros de la Policía sin ninguna fundamentación, con lo que, los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado impidieron el ejercicio por nuestra parte del derecho de expresión vigente el artículo 20.1 de la Constitución y además el derecho de manifestación pacifica y el derecho a reunirnos en lugares de transito público previo permiso, amparados por el artículo 21.
Además queremos denunciar el trato vejatorio utilizado por la mayoría de miembros de los cuerpos de seguridad (en concreto de los miembros de la Policía Nacional) al tratarnos de forma burlesca y guasona al intentar entrar, sin ningún elemento de manifestación (pancartas, banderas…) como meros espectadores y ciudadanos que somos, cosa que impidieron sin ningún tipo de argumento, vulnerando así nuestro derecho a la libertad ambulatoria, dejando transitar libremente al resto de ciudadanos que accedían a la zona del acto.

Todos los hecho descritos además de infringir los derechos constitucionales anteriormente expuestos, infringen los convenios internacionales en materia de derechos humanos, en concreto el Convenio para la Protección de los Derechos Humanos y de las Libertades Fundamentales (Convenio de Roma de 1950) concretamente su artículo 10.1. Además de ir en contra de lo previsto en el artículo 20 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos de 10 de diciembre de 1998. Y por último en contra del Pacto Internacional de los Derechos Civiles y Políticos de 19 de diciembre de 1966, referente a su artículo 19.

Por todo ello, el lunes a las 12:00 horas de la mañana tenemos previsto presentar una reclamación en la Subdelegación del Gobierno de Zamora para pedir responsabilidades políticas y policiales, y no descartamos emplear medidas judiciales para denunciar el atropello a los derechos fundamentales que se ha cometido impidiendo a los colectivos abajo firmantes el ejercicio de los citados derechos constitucionales.

Plataforma pro-Hospital de Benavente
Colectivo Tren “Vía de la Plata”
Colectivo “Ciudadanos del Reino de León”

1 comentario:

Ana Rubio dijo...

Vergonzoso. Cada dia que pasa me da mas verguenza ser española. Democracia? que sepan que la democracia no existe para los leoneses mientras se nos trate como a parias sin ningun derecho. Animo a todos los colectivos que han sido tratados de manera tan vejatoria a que emprendan acciones judiciales porque de otra manera todo seguira como siempre. Zapatero=traidor, si tuvieses un apice de verguenza dentro de ti no volverias a pisar por Leon.